Estrategia Empresarial

¿Qué es la internacionalización de la empresa?

08-03-2021

Erik Plana

Director del departamento de Management Estratégico

Acceder al perfil

Una de las estrategias a las que recurren más habitualmente las empresas a la hora de definir estrategias de crecimiento es la internacionalización. Es un concepto que está muy en boga.  Se utilizan, muchas veces indistintamente, conceptos como internacionalización, globalización, exportación, etc. Por lo tanto, ¿qué es lo que se entiende por internacionalización de la empresa?

En el marco empresarial, la internacionalización es el acto de desarrollar una o más actividades más allá de una frontera nacional. Nada nuevo me diréis; sin embargo, en términos operativos, internacionalizarse es extremadamente complejo y requiere mucho tiempo e inversión financiera para tener alguna posibilidad de éxito. 

Hay cuatro tipos básicos de empresa internacional:
- negocio internacional: una empresa se convierte en internacional tan pronto como desarrolla su actividad en un país distinto al suyo. El primer paso suele ser exportar, es decir, vender sus productos en países extranjeros, ya sea directamente o a través de un intermediario. Estas ventas pueden ser realizadas puntualmente, o de forma regular, pero en cualquier caso se trata únicamente de vender en el extranjero.
- la empresa multinacional: como su nombre indica, la multinacional está establecida en varios países diferentes; cada filial de la empresa presente en estos países tiene un cierto grado de autonomía y gestiona la mayoría de los aspectos de la empresa de acuerdo con los estándares del país en cuestión;
- la empresa transnacional: la empresa transnacional opera en varios países, pero también integra en su estrategia elementos de subcontratación, optimización de costes salariales, beneficios fiscales (por poner un ejemplo de esto último, Google que ha establecido su sede europea en Europa en Dublín, Irlanda);
- la empresa global: en cierto modo la última etapa de una empresa en el camino hacia la internacionalización. El mercado de esta empresa es el mundo entero; su producción es homogénea y estandarizada en todo el mundo.

La inversión que requiere cada uno de los tipos de internacionalización va aumentando exponencialmente. La inversión necesaria para exportar no es ni mucho menos tan alta como la que requieren los demás tipos de internacionalización, pero al mismo tiempo la penetración que logrará la empresa en un mercado en el que simplemente exporta es mucho menor. En todo caso podría hablarse de un primer paso en una estrategia de internacionalización y la forma más sencilla de hacerlo.

La internacionalización tiene varios componentes clave. Se trata de un proceso que se desarrolla a lo largo del tiempo, que va evolucionando por diversas fases. Es un proceso, por tanto, que necesita una adecuada preparación.
Este proceso afecta de forma directa a la actividad de la empresa, a su funcionamiento, su estructura, su modo de operar en general.

Pero la internacionalización tiene muchas ventajas, entre ellas: 
•    Ampliar el mercado y aumentar las ventas: nuevos territorios significan nuevas oportunidades de diversificación. Nuestros productos pueden tener incluso mayor aceptación en un mercado extranjero que en el nacional. La internacionalización también permite lograr economías de escala.

•    Estar cerca de sus mercados: no solo están a un paso de sus consumidores, sino que se eliminan gastos extra, como aranceles, transporte del producto, pago a intermediarios comerciales y, por si fuera poco, la presencia en otro territorio da mejor retroalimentación sobre lo que su nuevo público quiere y busca.

•    Aumentar la oferta de recursos: un país nuevo ofrece  recursos que pueden ser difíciles de conseguir en casa, desde software o maquinaria hasta materia prima o recursos humanos específicos. Puede ser una oportunidad para ahorrar en ciertos aspectos de la operativa y conseguir nuevas y mejores soluciones.

Diversificar riesgos. Vender en diferentes mercados disminuye la dependencia de los ciclos económicos del mercado local: se reduce la vulnerabilidad ante las crisis locales.

•    También es un factor real de competitividad. Al abrirse internacionalmente, la empresa gana visibilidad.

•    Potenciar el reconocimiento de marca: en ocasiones, la sola presencia de una marca en territorio extranjero enriquece su reputación.

•    Finalmente, la internacionalización permite que las empresas en crecimiento se enfrenten a una nueva competencia, lo que las empuja a acelerar aún más sus procesos de innovación.

Los datos de la internacionalización en España muestran que solo un 4% de las empresas españolas realiza ventas en el exterior de manera recurrente. Además, se suele hacer en muy pocos países, ya que la media de mercados exteriores está en 2,4 países. El potencial de desarrollo internacional para las empresas españolas es muy alto comparado con el resto de los países de nuestro entorno. Se estima que, de las empresas que llevan en mercados exteriores más de 10 años, solo el 33% ha tenido éxito.

El resto falla principalmente por dos motivos. 
El primero es el efecto fatiga, es decir, abandonar el proceso tras dos o tres años. 
Y el segundo es por invertir en zonas inadecuadas para la empresa por no realizar correctamente las fases de análisis interno y planificación estratégica.
El proceso de internacionalización conlleva unos pasos complejos para las empresas. Es una decisión que se prolonga bastante en el tiempo y en la que hay que invertir recursos. Pero las ventajas que se pueden obtener de él compensan todo el esfuerzo si se implementa de manera adecuada.

¿Quiere internacionalizar su empresa? Le proponemos acompañarle en esta aventura. Contacte con nosotros.

También te puede interesar

Descárgate la brochure de CEDEC

Equipo CEDEC

08-09-2021

Descárgate la brochure de CEDEC

En CEDEC somos expertos en gestión estratégica. Desde 1965, tenemos una sola misión que ha permanecido inalterable tras los cambios que ha experimentado el mundo a lo largo de todos estos años: acompañar al empresario en el camino hacia la Excelencia Empresarial para alcanzar sus metas personales y profesionales. Hemos recopilado toda nuestra oferta en una...

Acción - Reacción

Jorge Maurel

02-09-2021

Acción - Reacción

Nos encontramos ante un problema que ha irrumpido en prácticamente todos los sectores: el incremento del coste de las materias primas y de las mercaderías. Si a esto unimos los incrementos en los precios de la energía y del combustible, el margen bruto y el margen industrial, se están viendo seriamente afectados y con ello el resultado de la empresa. Para abordar este...

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Recibirás noticias mensuales sobre gestión estratégica empresarial y casos de éxito de nuestros clientes.