Estrategia Empresarial

La toma de decisiones en pandemia (y siempre)

28-01-2021

Luis Feliu

Director General CEDEC S.A.

Acceder al perfil

En el mar, las discusiones aparecen cuando el velero está desventado, desnortado, a la deriva. Cuando el viento es fuerte, cuando navega rápido, todo el mundo está atento y no hay tiempo para cuestiones personales o banales. Eso es lo CEDEC hace en las empresas: marcar un destino según los deseos de la propiedad, fijar un rumbo en el que todos se sientan cómodos, y disfrutar navegando.

La toma de decisiones en pandemia (y siempre)

Tomar decisiones es importante en cualquier momento de nuestra vida profesional. Durante las situaciones de crisis, aún es más importante tomar buenas decisiones, pero nuestro cerebro no se encuentra en las mejores condiciones posibles: el estrés, la presión de resultados y el miedo a equivocarse juegan en nuestra contra.

Nuestro cerebro necesita condiciones específicas para funcionar de forma equilibrada. La neurociencia aún no sabe con exactitud cuales son los factores idóneos, pero sí ha investigado los factores que provocan una disminución de las funciones cognitivas y ejecutivas, como el tomar decisiones, planificar, organizar o priorizar acciones.

Las emociones fuertes y el estrés activan el sistema límbico, excitan la amígdala, aumentan el nivel de neurohormonas como el cortisol y neurotransmisores como la adrenalina y entramos en modo activación corporal, huida o ataque, dejando las funciones cognitivas reducidas.

Actualmente, la mayoría de nosotros estamos en una situación de alerta ante la situación general provocada por la pandemia y la indefinición de la solución final, lo cual puede provocar errores en el pensamiento crítico y en la interpretación de información que impactará en el acierto en las decisiones que tomemos. Necesitamos reflexiones sobre si estamos cayendo en los errores que nos impiden avanzar en la situación actual.

¿Cuáles son los 4 errores principales que impiden tomar buenas decisiones en pandemia (y siempre)?

INMOVILIDAD O STATUS QUO:

Cuando tomas decisiones, te inclinas por una decisión para seguir como estabas, los mismos procesos, los mismos productos, los mismos canales de distribución o segmentos de clientes, etc. Ahora puede ser un error que puede perjudicar a tu organización. La situación de COVID-19 es excepcional y necesita decisiones y acciones excepcionales. Atreverse a crear nuevas estrategias y acciones para la nueva realidad que está emergiendo te ayudará a tomar buenas decisiones en pandemia.

AVERSIÓN A LA PERDIDA:

En las decisiones nos duele más una pérdida que no ganar. El cerebro tenderá a tomar un camino que le evite el dolor antes que seguir la vía de la recompensa. El miedo y la mentalidad fija tienden a coger las riendas y tomar decisiones conservadoras. Muy vinculada con el sesgo anterior, hacer las cosas como siempre para evitar perder. Atreverse a investigar nuevas acciones posibles te ayudará a tomar buenas decisiones en pandemia.

ANCLAJE:

A partir de una información u hecho determinado, condicionar todo el proceso de decisiones. Tomar como base una idea concreta y condicionar las decisiones a ese hecho o idea. Por ejemplo: las ventas en comercios clásicos están bajando. Es un hecho, pero si tomamos decisiones sólo anclados en esta idea, bloquearemos iniciativas, congelaremos las posibles iniciativas innovadoras de nuevos productos o servicios. Compartir y cotejar con otras personas los principios de los que partes te ayudará a tomar buenas decisiones en pandemia.

CONFIRMACIÓN:

Buscar información que respalde la idea o decisión tomada de antemano y no hacer caso o minimizar la importancia de evidencias que van en contra de la decisión inicial. una conjetura inicial e ignorar o minimizar la evidencia que sería contradictoria. Por ejemplo, sólo seleccionar datos de empresas que están como nosotros y no hacer caso de lo que hacen otras con medidas distintas. Ser flexible y tener una mente abierta te ayudará a tomar buenas decisiones en pandemia.

CEDEC es el mentor, el amigo, el partner, el colega, el confidente, el asesor, el consultor que le ayudará a ver las cosas desde una perspectiva quizás diferente, basada en cientos de casos idénticos o muy parecidos que le invitará a la reflexión y al debate inteligente.

Entre su conocimiento de la realidad concreta y la experiencia global de los profesionales surgirán seguro nuevas líneas de acción, nuevas estrategias, nuevas prioridades y nuevos modos de avanzar hacia la obtención de sus objetivos personales y profesionales

También te puede interesar

Equipo CEDEC

02-07-2021

Consultoría estratégica: ¿Cuándo la podemos necesitar?

El cambio está escrito en el ADN de toda empresa, es una necesidad que aparece constantemente. Los empresarios/as están acostumbrados al cambio, toman decisiones de cambio contantemente. ¿Cuándo se hace necesaria la ayuda de una consultoría estratégica? El cambio en sí mismo, además de ser una necesidad, es un generador de valor. Por...

Equipo CEDEC

02-07-2021

Abrir mercados en el extranjero, cómo hacerlo lo mejor posible

Partiendo de la experiencia nacional, muchos empresarios/as se lanzan a la aventura de abrir mercados internacionales. Probablemente lo difícil no es tanto abrir una nueva empresa en el extranjero como mantener el esfuerzo por conseguir no cerrarla al poco tiempo, sino hacerla perdurar y progresar a lo largo de los años, por llevarla adelante a través de las generaciones...

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Recibirás noticias mensuales sobre gestión estratégica empresarial y casos de éxito de nuestros clientes.