Consultoría estratégica: ¿Cuándo la podemos necesitar?

02-07-2021

Equipo CEDEC

Consultoría estratégica: ¿Cuándo la podemos necesitar?

El cambio está escrito en el ADN de toda empresa, es una necesidad que aparece constantemente. Los empresarios/as están acostumbrados al cambio, toman decisiones de cambio contantemente.

¿Cuándo se hace necesaria la ayuda de una consultoría estratégica?

El cambio en sí mismo, además de ser una necesidad, es un generador de valor. Por razones relacionadas con el desarrollo y el crecimiento de la empresa, o para resolver situaciones complicadas, las empresas que quieren mantenerse en el mercado están llamadas a enfrentarse a decisiones que requieren estrategias bien definidas y recursos claros, no sólo financieros.

Cuanto más importantes sean los cambios que abordar, más valor ponemos en juego y más importante es contar con la colaboración necesaria de una consultoría especializada que colabores con la Dirección de ese delicado proceso que transforma la estrategia en acciones operativas concretas, por tanto, en planes de acción reales.

Por lo tanto, la ayuda de una consultoría estratégica adecuada crea valor, materializando y haciendo posible que se alcancen los objetivos establecidos en el programa de cambio.

¿Cuáles son las condiciones que debe reunir la consultora estratégica?

No se trata solamente de tener grandes técnicas (que son imprescindibles) sino profundos análisis (del todo necesarios), todo ello lo damos por descontado. Hay que contar con una consultora cualificada, con profesionales preparados en muchas áreas, pero que además sepan generar empatía con el empresario/a y con sus equipos para comprender sus objetivos y ayudarles a obtener una verdadera ventaja competitiva.

Establecer una estrategia empresarial a medida

Una consultoría estratégica valiosa pasa necesariamente por una planificación estratégica que identifique los objetivos a perseguir a medio-largo plazo. Para que se aplique eficazmente, la estrategia de la empresa debe concretarse en un programa operativo que identifique una táctica, es decir, un camino organizativo con el que se alcanzarán los objetivos estratégicos. Es decir, un programa operativo que actúa, a través del consultor, tanto sobre la situación patrimonial y financiera de la empresa y del empresario/a como sobre la económica e involucra a todos sus sectores.

La consultoría estratégica alcanza tanto a un plan relacionado con los recursos humanos (para determinar, por ejemplo, si es necesario contratar personal, o reducirlo, y cuándo hacerlo) como en un plan financiero, y pasando por todas las áreas de la empresa (producción, almacén, logística, …) hasta evaluar la estrategia de marketing correcta para optimizar las ventas de productos o servicios de la empresa.

Pero antes, es necesario realizar un análisis preliminar de la empresa. Es en esta fase inicial y delicada donde se puede marcar la diferencia. Y también es el momento en el que se sientan las bases de la relación de confianza entre consultora y empresario/a.

Para CEDEC, la clave de la efectividad de la consultoría que nosotros proponemos consiste en que se hace a la medida de las necesidades de cada empresario/a, de sus condiciones, de su equipo, en fin, de sus circunstancias, necesidades y ambiciones.

La consultoría estratégica pasa por la figura clave del consultor

El consultor de empresa es una figura importantísima para el empresario/a: es ante todo un guía, capaz de coordinar las acciones, pero sobre todo de comunicar con eficacia y sencillez. Establecer una relación con el empresario/a y hacer que la comunicación sea comprensible es el primer paso. Por supuesto, que a esa comprensión se añaden una serie de conocimientos técnicos en diferentes áreas, que permiten al consultor apoyar al empresario en los numerosos procesos empresariales.

El consultor empresarial tiene como objetivo crear valor y promover todos aquellos cambios que sean necesarios para mejorar la competitividad y las condiciones de la empresa, aportando soluciones que vayan en la dirección de satisfacer las necesidades y objetivos del empresario/a mediante la ejecución de planes de acción, la asignación de recursos y la verificación de los avances y resultados en los puntos de control establecidos.

Pero, sobre todo, y dado que en CEDEC entendemos la consultoría personalizada, a medida; la máxima efectividad se obtiene cuando el consultor es capaz de comprender al empresario/a, sus deseos y objetivos; solo entonces estará en condiciones de aportarle la mejor planificación establecida para este empresario y en estas circunstancias.

¿Cuándo llega el momento de recurrir al asesoramiento estratégico?

De nuevo nos hacemos la misma pregunta: ¿Existe un momento en el que la consultoría estratégica se hace necesaria o, más aún, crítica para una empresa?

A primera vista, uno podría imaginar que coincide con un periodo de crisis, tal vez prolongado, o un periodo de reorganización.

No necesariamente; en realidad, hay muchas situaciones que lo aconsejan. Por ejemplo, cuando una empresa decide entrar en el mercado con un nuevo negocio, especialmente cuando no está totalmente alineado con la historia de la empresa, y por lo tanto contiene potenciales problemas críticos que pueden llevar a consecuencias negativas.

En realidad, cualquier proceso que comporte cambios profundos o novedades aconsejan recurrir al asesoramiento externo.

El objetivo de nuestra consultoría estratégica es proponer soluciones a medida que tengan en el entorno, el “ecosistema” del empresario/a. Es precisamente aquí donde surge la necesidad de contar con una empresa consultora que guíe al empresario/a hacia el éxito.

También te puede interesar

Equipo CEDEC

08-09-2021

Descárgate la brochure de CEDEC

En CEDEC somos expertos en gestión estratégica. Desde 1965, tenemos una sola misión que ha permanecido inalterable tras los cambios que ha experimentado el mundo a lo largo de todos estos años: acompañar al empresario en el camino hacia la Excelencia Empresarial para alcanzar sus metas personales y profesionales. Hemos recopilado toda nuestra oferta en una...

Jorge Maurel

02-09-2021

Acción - Reacción

Nos encontramos ante un problema que ha irrumpido en prácticamente todos los sectores: el incremento del coste de las materias primas y de las mercaderías. Si a esto unimos los incrementos en los precios de la energía y del combustible, el margen bruto y el margen industrial, se están viendo seriamente afectados y con ello el resultado de la empresa. Para abordar este...

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Recibirás noticias mensuales sobre gestión estratégica empresarial y casos de éxito de nuestros clientes.